Cronicas

Transcribo aqui la fracción de una crónica jesuita

Cronicas.- Amigas y amigos,la Historia la leemos, la releemos y la seguimos disfrutamos,sobre todo cuando se trata de nuestros orígenes…….

Transcribo aqui la fracción de una crónica jesuita, redactada en el español del siglo XVII, acerca de un momento importante en la vida de nuestros indígenas, al nacer el pueblo de San Ignacio de los Zoes, al nacer el pueblo de Choix.

“ Por estar parte de las rancherías de esta Nación de la otra banda del río, que es muy grande, y más en sus avenidas, y que no le podía pasar el Padre para acudirles en tiempos de necesidad de sacramentos, y otras ocasiones, y por andar muy ocupado en la grande mies de los Sinaloa; trató con los zoes saliesen a poblar a puesto más acomodado, y a propósito. Y aunque tuvieron al principio sus dificultades, al fin las vencieron y se vinieron a congregar al puesto que se les señaló; y se formó un pueblo de quinientos vecinos, donde acabó el Padre de bautizar toda la Nación, en número de mil y quinientas personas.- – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – ———–Otro Padre, que entró después a esta doctrina, trató con los Zoes, que edificasen su iglesia de propósito, para que cobraran más amor al puesto, como en realidad de verdad lo sueles cobrar, viendo en él obra de sus manos. Vinieron en ello, edificaron una tan hermosa, adornada de pinturas ( de que mucho gustan ) que cuando la tuvieron acabada, no acertaban los más del pueblo a salir de ella; y cuando salían, era con admiraciones y blasonando de que no había nación en la provincia que gozase iglesia tan hermosa; y a la verdad, lo era, y les había costado de sacar a sus hombros de entre montes, cuarenta grandes madres de hermoso cedro, para su cubierta. Dedicose con gran solemnidad, y fiesta, a que acudió mucha gente de naciones comarcanas; y dedicola, diciendo la misa el Padre Julio Pascual (varón santo) que como adelante se dirá, murió mártir a manos de otra nación serrana, no muy distante desta.
No se contentaron los zoes con haber edificado su iglesia, sino que aficionados con su vista, en particular los que se habían criado por montes, y esos los arrancaron deste pueblo se animaron todos a hacer sus casas de adobes, y cubiertas de terrado, formando calles y plaza en su pueblo

Deja un comentario

+ 36 = 44