Cronicas

EL BEISBOL HABÍA LLEGADO A CHOIX PARA QUEDARSE

Viaje por viaje, Oscar Stewart llegaba en su camión de carga, uno de aquellos primeros vehículos de poco tonelaje, de llantas sólidas y peculiar carrocería, que fueron traídos a Choix durante la década de los 20 del siglo pasado y volcaba en esquina que forman aún las Calles Gral. Francisco Serrano (antes Obregón) y Rosales, su carga de mineral con contenido de oro. 
Imagine hoy el lector este cûmulo de metal depositado a granel, donde actualmente se localiza la farmacia Cruz Verde o La Moderna, de esta ciudad, lo que ocurría allá por el año de 1928 y primeros de los 30..
Pues bien, fue este chofer y mecánico estadounidense quien después de atender las tareas propias de sus dos oficios, trajo e impulso aquí en Choix el internacional deporte al que llamamos, con voz españolizada, BEISBOL o también juego de pelota. 
Organizado que fue el primer equipo gracias al entusiasta apoyo de Don Próspero Balderrama Echave, el principal comerciante del lugar, empezaron a realzarse los primeros juegos en un espacio aproximado a una hectárea, donde después y a medados de año de 1933 se inició la cimentación de la actual Escuela Primaria 20 de Noviembre“. Este hecho obligó a nuestros beisbolistas a trasladar su práctica a unos pasos más, a un campo donde habrían de realizarse tantos encuentros deportivos hasta 1969, año en el que allí mismo se inició la construcción del edificio de la Escuela Secundaria, lo que provocó a su vez la búsqueda de un nuevo campo deportivo, espacio que se logró gracias a la calidad ciudadana del señor José Rodríguez, quien donó al Municipio parte de un fraccionamiento de su propiedad. 
En esa nueva área y en el curso de dos Administraciones municipales, presididas por Jacobo Miranda Torres y Juan Francisco Iza Ceceña, se construyó el nuevo estadio al que se le adjudicó el nombre de Armando Hernández Santisteban.
Cabe señalar que tanto el primer campo como el segundo, que como ya dijimos, los donó el mismo señor Balderrama. Entonces, como prueba de gratitud de parte del Municipio y de los deportistas de Choix, al último campo se le impuso el nombre de su hijo primogénito, Próspero Balderrama Gómez, quien a los 19 años de edad muriera asesinado en San Blas, Sinaloa., el año de 1938.
Destacaron en la práctica del béisbol de Choix entre los años 30 y 40, Ramiro Echave, quien se desempeñaba como Short stop, Calos Torres Torres, litigante local, Tomâs Miranda alias Tolente y Celestino Acosta. Este ûltimo tenía una asombrosa habilidad de atrapar la pelota por la espalda como segundo jardinero. El mismo equipo contaba en su novena con Rosario Napos, alguien que se hiciera famoso entre propios y extraños como un gran lanzador y que venció a varios equipos que contendieron con Choix.
En los primeros tiempos de nuestro béisbol se llegaron a utilizar guantes de lona confeccionados por los propios jugadores y volviendo a referirnos al pitcher Rosario Napos, que primero tuvo como su receptor en el home a Raúl Couret de Saracho, quien por algún tiempo fue el manager del equipo. Posteriormente el receptor del mismo Napos fue Prisciliano Corrales alias “Pechy”, un jugador de gran calidad. Napos tuvo en ocasiones como pitcher relevista a Jesús Robles Osorio, Otros jugadores de aquel béisbol que entusiasmaba tanto a la que era entonces la pequeña Villa de Choix, fueron Procopio Hernández, quien juzgaba la posición del tercer filder y Francisco Alcantar, alias Chicôn, que ocupaba la segunda base, así como también y ocupando la primera base en el equipo, jugaba Miguel Corrales, hermano de Prisciliano.
Integrantes del mismo equipo fueron los primos hermanos, Enrique de Saracho Echave y Arthur Lilly de Saracho, este último destacaría después como jugador de grandes ligas y de la >Liga Mexicana del Pacífico.
Nuestros jugadores combinaban su trabajo habitual con la práctica deportiva. Por ejemplo Tomâs “Tolente” Miranda era integrante de la Banda de música local, donde tocaba “ la armonía” y en el equipo de béisbol jugaba la tercera base, así como Celestino Méndez Gómez quien también fuera uno de los jugadores de la época, tocaba el trombón. Lo mismo ocurrió con Pedro Portillo, aquel jugador que Don Próspero Balderrama ya radicado San Blas, Sinaloa, lo envió a Choix y ya estando en aquí, se incorporó al grupo musical de la localidad, como trompetista.
Otros jugadores que le dieron brillo a la pelota en Choix y que debemos de citar, fueron, Miguel Atondo, alias El Vela, que atendía la segunda y Miguel Chavira, “El diablo”, que fue de los buenos con el bat. 
En tiempos distintos se suman a ellos por haber mantenido vivo y exitoso este deporte, José Luis Echave Ross y Rafael Mundo que también atendieron “la inicial” y en la misma época se incorporó al equipo el mazatleco Agustín Torres alias “El Buki”, quien se habîa avecindado en Choix.
Años después el público admiró la habilidad de lanzador zurdo Sebastián Râbago, El Tatân y la calidad de jugadores como Humberto Corrales Chávez, El Mongui; de Germân Fierro Miranda, El Camân; así como del short stop Arturo Ghelfy Fierro, Genaro Barraza Izaguirre, Ònésimo Araujo, El Cocoa; y otros más que por ahora escapan a la memoria, pero que no por eso han dejado de haber tenido importancia en la práctica deportiva de nuestro pueblo
En el curso de los años cincuenta jugó bien nuestro equipo de primera fuerza. Entre otros jugadores contaba con Juan Alonso Félix Quintero plantado en la primera base y tenia entonces a Rigoberto Romanillo Rodrigo, un brillante lanzador y cuyo catcher titular era Inocente Iza Vega. Rigoberto lanzó un juego con 27 “ponches” en el año de 1956. Con él Choix tuvo victorias relevantes sobre equipos de El Fuerte, Los Mochis, Topolobampo, y otros.
Representaban una expectación muy especial los encuentros entre los equipos de algunos pueblos del municipio, como Bajôsori y San Javier, contra la novena de la Cabecera municipal. Se recuerda la participación de gentes muy conocidas en este medio, como los señores Santos Lara Fierro que fuera Presidente Municipal y Aniceto Rubio Berrelleza, ambos del poblado de Bajôsori, así como la destacada actuación del destacado pitcher de San Javier, Juan Tajia.
Al paso de los años la práctica del béisbol ha sido objeto de una creciente organización y así vemos como fueron apareciendo primero La Liga Ejidal Municipal de Choix, fundada por el Profr. Ángel Manuel Valenzuela, un genuino promotor deportivo y últimamente, nuestro equipo forma parte de la Liga Clemente Grijalva, importante organismo regional del Norte de Sinaloa y Sur de Sonora.
Ignoramos cual fue el destino de Oscar Stewart, No sabemos cuando dejó de acarrear mineral para descargarlo en el baldío que existía en una de las esquinas de las Calles Obregón y Rosales de esta ciudad. De lo que si estamos seguros es de que aparte de ser mecánico y chofer, era un gran aficionado al béisbol y aquí nos lo dejo para quedarse, como una importante herencia deportiva, hace aproximadamente noventa años.

Deja un comentario